8:58 p. m.

De responsabilitas

Publicado por Dr. Bermúdez |

Estimados lectores,

una tarde como la de hoy pero ayer, todos los miembros de este impagable blog y un feliz lector del mismo nos reunimos para ir al cine a ver una película que, como bien ha dicho el buen Pansu, resultó ser una cagarada de las que hacen historia. Tras la coprofílica sesión buscamos un antro en el que comentar la jugada y allí, entre groserías y comentarios chabacanos sobre los pezones de Natalie Portman, surgió una reflexión que me dejó atónito: la "responsabilidad" aplicada al mundo de los blogs. Y es que por lo visto existe en la blogosfera un culto ancestral que tiene como eje de su filosofía la noción de la responsabilidad aplicada, según la cual aquél que publica un blog debe hacerlo siguiendo un estrícto código moral que haga que sus afirmaciones, opiniones, etc. sean de buen gusto, respetuosas e incluso afectuosas para con los posibles lectores de las mismas.
Bien, tras pensarlo detenidamente durante los últimos veinte minutos, he llegado a la conclusión de que tal creencia no es sólo absurda y basada en una innombrable lista de prejuicios estúpidos, sino que además supone un clarísimo atentado contra el más básico principio rector de la existencia de un blog, a saber, la posibilidad de expresar con absoluta libertad opiniones u ideas, sean de la naturaleza y contenido que sean. ¿Qué coño significa toda esta cháchara con ínfulas filosóficas? Pues más o menos lo siguiente:

Que, desde mi humilde punto de vista, un blog es una especie de carta abierta en la que uno dice lo que le sale de los huevos, y lo dice en el tono y timbre que más le place; y que si algún visitante ocasional, reiterativo o accidental encuentra algún contenido que le molesta, irrita u ofende, hará bien en dejar constancia de ello en el apartado reservado para tal menester o bien en coger y largarse, que para eso basta con pulsar un leve y breve clic. Y si todo ello no le parece suficiente, también puede poner por escrito sus opiniones en una hoja de papel, hacer un canuto con la misma y metérsela por el culo mientras canta Imagine, que eso de ser simpático, bueno y políticamente correcto no es nada nuevo.

Y como colofón, una máxima que creo debe regir la vida y la obra de todos aquéllos que se dicen hombres de buena voluntad: "Las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo... lo que no quita que haya culos dignos de ser expuestos en el Louvre y otros que apenas servirían para aparcar una bicicleta".

Atentamente,

Dottore Sandro, demócrata buenrollista


...y como dijo Pilatos, donde dije "digum" ahora digo "diegum", y al que no le guste a los leones

4 comentarios:

Aleix dijo...

Si, jo confesso haver caigut en episodis d'aquest síndrome de "ooh, tinc un blog, ara sóc un editor"; lamentable actitud, no tan sols per el poc que diu de la personalitat d'un mateix (és a dir, la seva no-existència), com, especialment, per l'egocentrisme fora de control que suposa pensar que "hay un mundo de lectores ahi fuera". Com molt bé sintetitza Maese Sandro, la gent té varis milions d'opcions apart de la nostra, si ens trien, donem-los la versió sense adulterar; directe a la vena!
Endogamia Virtual: periodisme de vanguardia des del 2005

Dottore Sandro dijo...

Gràcies, mestre Aleix, pel teu suport. Així, fent pinya sense fisures, qual peperos militants, farem gran aquest blog, i conquistarem la blogosfera, i la terra, i l'univers amb una gran nau de propulsió nuclear...!
Per cert, m'encanta la teva foto de carronyaire professional...

Atentament,

Maese Sandro

Pansete dijo...

Nuestras fotos lo dicen todo: por fin somos... ¡LOS TRES CARROÑEROS!

Aleix dijo...

He d'admetre que estava a punt de triar-ne un altre, segur que la troballa del gran Pepe (etapa Granher, la millor sens dubte) ha estat un designi diví. I qui soc jo per oposar-me a l'altissim?

Subscribe