3:02 p. m.

Fin de fiesta (democrática)

Publicado por Dr. Bermúdez |

In memoriam

Yusep Montilla

(Córdoba, 15/1/1955 - Barcelona, 1/1/2006)


...ñññgg...

P.D.: Tranquilos, que a lo mejor en unos días tendremos al primer President zombi de la historia de la Generalitat...

7 comentarios:

Aleix dijo...

Yo fui un candidato a President zombi adolescente!
Esto... bueno, un candidato canoso. Y un poco calvorotas.

Pero trabajador, eso si. Y serio.

Kesoytiza dijo...

Pobre senyor... llençat a la foguera pel seu propi partit... que algú li doni un euro perquè es compri un amic.

Doc Moriarty dijo...

Ara haurien de presentar Sergi Mas per a President.

Anónimo dijo...

No us extranyi que acabi d'imitador del Sergi Mas. O millor, d'imitador dels imitats pel Sergi Mas. No us l'imagineu fent de Lara? (Amb el que deu haver esnifat aquesta campanya segur que la ressonància i l'harmonia del seu tabic és pura música celestial).

que sóc jo, el de sempre.

Anónimo dijo...

El Pais vista Marina d'Or:

http://www.elpais.es/articulo/elpporopi/20061105elpepiult_2/Tes/Infame

Que se que os gusta todo lo que sale sobre Valencia y si es en El Pais aun más.

Pansete dijo...

Querido usuario/a anónimo/a,
Gracias mil por el artículo que nos remite. Creo que el autor en pocas palabras describe Marina d'Or de forma maravillosa.
En verano tuve en mis manos un artículo que narraba las desventuras de un joven periodista: "24 horas en Marina d'Or". Por desgracia para este blog, dicho artículo acabó en el suelo de la cocina de una ¿casa? allá en la Extremadura profunda. Sollozante y arrodillado ante la infamia, me juré a voz en cuello que algún día viajaré, solo o con el Dottore y/o maese Aleix, hasta Marina d'Or y haré/haremos un reportaje gráfico que se va a cagar la perra.

Gracias, de nuevo, por acordarse de nuestro amor por Valencia. Atentamente,
Pansete

Dottore Sandro dijo...

Estimado anónimo,

espero que luego no sea usted de los que se queja, que si mira que hijos de puta que llegan a ser, que si se han pasado... porque acciones como la suya, que lo sepa, azuzan nuestro ya de por sí criminal talante...
Lo que, por supuesto, le agradezco profundamente...

Atentamente,

S.

Subscribe