2:33 p. m.

Elemental, querido Watson

Publicado por Dr. Bermúdez |

Estimados caballeros -y damas ocasionales-,

el mundo de la ciencia se halla conmocionado. El célebre investigador estadounidense James Watson, galardonado en 1962 por su vital contribución en el estudio del ADN con el premio Nobel de Medicina, ha declarado al rotativo The Sunday Times que considera poco probable que África -ese lugar de bien- abandone en breve su condición de continente de miseria, hambre, violencia y moscas, porque las políticas occidentales que pretenden ayudar al desarrollo de los africanos parten de la consideración de que "la inteligencia de los africanos es como la nuestra, algo que contradicen todas las pruebas efectuadas".

Prueba Nº. 1

Para aclarar el asunto y demostrar que es un hombre de bien que no quiere problemas, el buen doctor prosigue diciendo que ya querría él que todos los miembros de la especie fuésemos iguales, pero que "la gente que tiene que tratar con empleados negros sabe que eso no es cierto".

"Mira que te lo tengo dicho: no se hace popó sin levantar la tapa del water"

Sin embargo, como buen científico, el doctor Watson afirma que también existe "mucha gente de color con gran talento" y afirma, curiosamente, estar en contra de la discriminación, aunque solicita que "no se promocione a los que no han tenido éxito en los niveles más bajos".

"Jo, menuda discrinación...¡ahora que me iba a poner a estudiar mecánica cuántica
y el comportamiento de los superconductores a temperaturas cercanas al cero absoluto...!"


En fin, que el buen doctor Watson, que tiene a estas alturas la venerable edad de 79 años, ha decidido pasarse por el arco de triunfo la corrección política y decir lo que piensa. Así, además de las perlas lanzadas sobre nuestros hermanos del sur -hermanos simbólicos, por supuesto...-, resulta que hace un tiempo también se dedicó a afirmar sin muchos matices que las mujeres preñadas que pudiesen saber que en sus entrañas un hijo homosexual, lo mejor que podían hacer era abortar; que las mujeres, como los negros, también eran un pelín lentas -por lo que, es fácil deducir que las mujeres negras deben ser más cortas que las perneras de un slip-; y que, si la genética nos permite algún día hacer tías buenas a la carta, pues que por qué no: "La gente dice que puede ser terrible si hacemos guapas a todas las chicas. Creo que puede ser estupendo"

Diga que sí, doctor...

Resumiendo: quiero, desde este foro privilegiado que es Endogamia Virtual, pedir un sentido aplauso para el buen James Watson, por tener las pelotas más duras y esféricas del panorama intelectual contemporáneo y decir no sólo lo que él piensa -que me parece no sólo respetable, sino incluso en algunos aspectos acertado-, sino también lo que muchos otros piensan y, por no quedar mal, se callan. Y haciendo de la máxima "por lo que me queda en el convento, me cago dentro", me gustaría responderle al buen doctor "elemental, querido Watson".

Endogamia Virtual: redescubriendo a Lombroso

7 comentarios:

Pansete dijo...

Yo me pongo en pie y les dedico a ambos dos una conmovida y cerrada ovación: ¡PLAS, PLAS, PLAS!

blondie dijo...

Qué maco veure com els homes blancs i heterosexuals fan pinya!

M'agradaria saber quants dels que el critiquen paguen menys a les treballadores i es tallarien el coll si una filla se'ls casa amb un negre.

Kesoytiza dijo...

HA HA HA HA.

Adoro els liantes.

set sota zero dijo...

Crec que el senyor Watson va entrar un dia a casa seva i va trobar-se la senyora Watson gaudint d'un pam i mig de cigala senegalesa. Des d'aleshores, traumatitzat per la seva inferioritat genètica en dotació sexual, busca la manera de desacreditar l'intel·lecte de la raça negre.

Lo Gené dijo...

GRAN. Jo no tinc res contra els negres, però resulta ben curiós que el seu complement preferit siguin precisament les cadenes. Me gusta raices, me gustan sus cadenas...

albert dijo...

Jo estic d'acord amb la teoria de setsotazero. És un atac de gelos.

Doc Moriarty dijo...

Collons, me'n vaig una setmana a Auschwitz i em trobo això al tornar.

Més sobre negres.

Subscribe