4:49 p. m.

Cotxes de narco

Publicado por Aleix |

 

Recordeu quin fart de riure el desembre del 2001, quan milers de persones van comprar de tot amb les pessetes en diner negre que tenien acumulades? Mai s’havien fet tants regals com l’any abans de la substitució de la pela per l’euro. el personal es va inflar a comprar rellotges, barques, pisos, i cotxes. Sobretot cotxes.

Doncs “de aquellos lodos, esta mierda carreteras”.  Les ciutats fa anys que estan envaïdes per trastos gegantins, de mida camioneta però conduits com si fossin Seats Ibiza. Individus que en sa puta vida han manegat res més gran que un Fiat Panda ara es troben al volant d’un AT-AT de quatre rodes. Són els nous cotxes de narco.

Ja li haguessin pogut posar Renault Yeyo

Els cotxes de narcotraficant d’antanyu eren trastos incòmodes, difícils a la vista i que cantaven com Jorge Javier Vázquez al Saber y Ganar. Vamos, la típica mostra de white-trash cañí. En aquells pollosos 80-90 els Renault Fuego i els Ford Sierra facilitaven el treball policial una barbaritat: només calia esperar a que tornés el seu propietari per dur-lo directe a comissaria.

Un notari. O un advocat, fijo.

 

Quan va tocar canviar de model, la fauna narco va seguir les tendències. Caigut el teló d’acer, l’expressió de la individualitat, el pensament postmodern i lo que ve a ser el mal gust van donar lloc a una anys dominats pel tunning. Alerons de tres pisos, llumetes de coloraines en els baixos, calcomanies XXL en els laterals… Cada narco va marcar personalitat pròpia, al temps que els mecànics començaven a estiuejar a St.Tropez.

They see me rollin’…

 

Els 2000 en canvi ens han tornat a una certa uniformitat, com venint a marcar una espècie de conformisme post 11S. Això, o el canvi de l’euro els va agafar amb els pixats al ventes i van haver de quedar-se amb el model de fàbrica.

El mal gust i la tendència a cotxes enormes es manté intacta, afortunadament. I es que el narco ho té clar; qui és l’amo no té perquè amagar-se de res.

Proud to be borderline

 

Així que ja ho sabeu. Denuncieu tots els conductors de monovolums, crossovers i putes merdes gegants als Mossos i fareu un servei al país. Potser no tots acabaran sent narcotraficants, però per simple estadística contribuireu més així a la lluita contra la dronga que el gos policia de morro més fi.

I si no, bé, haureu netejat el carrer de conductors fills de puta durant un parell de dies, que no deixa de ser un altre tipus de contribució patriòtica.

Endogàmia Virtual: Regalant caramels a la porta de les escoles des de 2005.

12:35 p. m.

Me molo a mi mismo

Publicado por Aleix |

Si, ja sabeu, l’autofelació, el què guapo-que-sóc, el ostres-t’has-fixat-en-lo-guapo-que-sóc, el a-veure-si-no-seré-tan-guapo-ah-no-sí-que-sóc-guapo-a-rabiar, el

Doncs, això, el fet d’estar encantat de conèixer-se a un mateix, sense manies, con un par.

Poca gent més dedicada a la tasca d'autoalabar-se que els catalans, i per que no precisar, els barcelonins. Amb aquell desparpaj que dóna el saber-se cap i casal porque yo lo valgo, amb aquell orgull xungo de poble tipus “si no ens ho diem a nosaltres mateixos qui ho farà”. Potser si ningú et diu res de bo PER ALGO SERÀ, IMBÈCIL DELS COLLONS.

Però no. El català barceloní  es convenç a a sí mateix que si ningú el piropeja és perquè ho fa tant bé que desperta enveja. Que el silenci dels demés és un “que cabrón, és tan bo que ara m’enfado i no li dic res”. Mal anem quan et donen la raó tan si diuen com si no.

Si la cosa es quedés en la ego-palla, doncs encara. Per desgràcia, fer-se les pel·lícules a mida té efecte secundaris, bé, sobre tot en té un. ET TORNES UN INÚTIL.

Recordeu l’Auca del Senyor Esteve, i totes aquelles rondalles del català emprenedor? Recordeu quan la gent parlava de Pau Casals i Antoni Gaudí com si fossin amics de la família? Doncs a pendre pel cul; fa vint anys que els catalans som incapaços de fer res interessant. Els espanyolets ens han passat la mà per la cara. Espanya, amics. Això és tocar fons.

Un dels empresaris més importants del món és gallec. Gallec, collons.  Digueu-me algú del món cultural que sigui d’aquí i no parli en castellà. Els Manel no compten; els Manel son part del problema.

I després hi ha el que en podríem dir les habilitats del poble. Les competències bàsiques, com ara saber parlar, argumentar alguna cosa i fer algo de bo amb la teva miserable existència. Aquí els de la dreta de l’eixample fan uns FAILS que n’hi ha per llogar cadires. Qui va organitzar les protestes del 15M? Madrid. Qui va ser el primer en organitzar-se? Madrid. Qui va ser el primer en acordar uns punts basics de protesta? Madrid. Qui va decidir quan s'acabaven les acampades? Madrid.

Mentre allà porten setmanes organitzant la protesta del dia 19, a Barcelona encara hi ha paradetes de maria, mel i classes de ioga. Deu ser el centralisme, deu ser l’expoli fiscal i la Esperanza Aguirre.

Una cosa més. No sé si heu notat que en tot això de les acampades amb prou feines s’ha dit res del País Basc. Es raro, no? Un lloc tan donat a revolucionar-se a partir del tercer txacoli…. Casualment, al mateix temps que aquí fèiem cassolades i aplaudíem en silenci, allà votaven Bildu masivament i es feien amb la diputació de Guipuzkoa.

Res, un detall.

Endogàmia Virtual: mirant-nos la titola des de 2005

Amigos todos,

como ya dijo en su día (y con parte de razón) el filósofo de Königsberg, pocas cosas entristecen tanto el alma del hombre justo que ver a un viejo verde en patética persecución de lozanas muchachas o a una vieja galanteando frente a un grupo de alegres mozos.

Evidentemente mucho ha llovido desde entonces y hoy ya son pocos los que arrugan el morro al ver espectáculos tan poco edificantes como el que pueda protagonizar una quinceañera tatuada mamándosela a un viejo panzón, o una vieja cuyas tetas parecen tirantes sodomizada por un vigoroso muchachito de color. El mundo cambia, amigos, y siempre a mejor, así que brindemos sin rencor ni esperanzas.

Lo que sí sorprende un poco más es que en esta lógica, reservada a la intimidad del hogar o bien a la intimidad de las cookies de nuestro navegador, se haya metido una editorial como Taschen, famosa por sus estupendos libros de arte, fotografía, arquitectura y, vale, algún que otro librito guarrete para que también los gafapasta se puedan aliviar 'a la vecchia', sobre papel y con tapa dura.

Days of the cougar, que puede traducirse como 'Los días de la fiera', es un fotolibro en el que la autora, Liz Earls, de cincuenta tacos, protagoniza tórridos encuentros a todo color con chavales (y alguna moza), y que pone de relieve que 1.) un hotel sigue siendo el mejor lugar para chingar a lo guarro (porque las sábanas las lava otro), y 2.) estar liberada sexualmente es sinónimo de teñirse el pelo de rubio platino, vertirse de puta y hacer buena la máxima 'si pesa más que un pollo, me lo follo'.

¿Todavía no has probado la tarta de la abuela?

Que quede bien claro: no tengo nada, más allá de un cierto reparo estético, contra el sexo en la tercera edad ni entre miembros de la tercera edad y otros pertenecientes a edades menos avanzadas (y por supuesto, nada en contra de las mujeres, de la edad que sea, que visten como furcias: al contrario, bien sea porque me resultan sugerentes, bien porque me hacen reir, las mujeres 'a la puttanesca' siempre son por mí bienvenidas). Ahora bien, y he aquí mi duda: ¿qué mensaje se oculta, tácito, tras la publicación de Taschen? Si lo que quiere Days... es elogiar a la cougar identificándola con la auténtica mujer sexualmente liberada, entonces está también diciendo que el resto de mujeres entradas en años que no se dedican a lavarle el sable a jovenzuelos ansiosos de experiencias en la tercera fase no están realmente liberadas (o bien no son realmente mujeres); por otro lado, si lo que el fotolibro de Liz Earls pretende es mostrar, en plan etnográfico, las venturas y desventuras de una madurita cachonda, entonces exijo a Taschen la pronta edición de un volumen realmente provocador, protagonizado por un puretas pasado de vueltas que, al caso, podría titularse Days of the Pfizer...

Un, dos, tres... ¿catorce?

Endogamia Virtual: el tiempo no pasa, pesa.

6:31 p. m.

Revolutionary Road

Publicado por Dr. Bermúdez |

Estimados lectores,

con ánimo constructivo, revolucionario y asambleario, he aquí una serie de útiles consejos para tod@s aquell@s que, desde el más abierto y democrático espíritu progresista, deseen formar parte de una revolución histórica como la que en estos días protagonizamos: la guía en cinco puntos del perfecto indignado.

1. 'El jabón es antirevolcionario':

Nunca, desde los gloriosos tiempos de los sans-culottes, el revolucionario nunca se ha caracterizado por la escrupulosidad en los hábitos higiénicos (como todo el mundo sabe bien, la ducha es una deplorable costumbre pequeñoburguesa). Así pues, ¡muerte a Vidal Sasson! Nota bene: Naturalmente, este riguroso principio debe servir de advertencia para tod@s aquell@s que, carentes de rigor revolucionario y sólo movidos por un lujurioso egoismo pequeñoburgués, dirijan sus pasos hacia las concentraciones revolucionarias en busca de un affaire con un o una indignado/a.

2. 'Si es feo es bueno':

Como dejan claro la arquitectura soviética y los uniformes mao, la auténtica revolución es fundamentalmente fea. Claro que contra gustos se hicieron los colores... pero, seamos honestos: ¿es necesaria tanta falta de criterio estético para salvar al mundo?¿Hace falta llevar barba, mallas y rastas para salvar al mundo?¿No se podrían cambiar las cosas con un poco más de clase y gusto? Lo digo porque, de ser así, creo que más de un indeciso a lo mejor se apuntaba...

3. 'Progresar es retroceder':

Un verdadero revolucionario jamás progresa, pues la revolución es sempieterna. Por ello, nunca un eslogan novedoso o una idea orginial: 'making the same revolution since 1968', o más o menos. 'La imaginación al poder', 'Pide lo imposible', 'Sin nuestro voto no son nada', 'La libertad no se pide, se toma' o 'Bajo los adoquines, la playa' son top hits a los que, con variación o sin ella, ningún auténtico revolucionario puede ni debe renunciar. ¿O acaso, como en todo, en la revolución no una hay tradición?

4. '¿Puedo ir a mear?' Pregunta a la asamblea:

Para no faltar al sacrosanto axioma por el que toda decisión colectiva es siempre más acertada y justa que una decisión individual, la revolución y todos sus actos se votan en asamblea. Por ello la revolución se desarrolla democráticamente hacia ninguna parte con la firme decisión del que antepone los medios a los fines... porque, al fin y al cabo, ¿y si la revolución, dios no lo quiera, triunfa? Mira a Garibaldi, pobre, que al final se salió con la suya y tuvo que dejar Italia para acabar en Nicaragua y El Salvador...

5. O piensas como yo o eres un facha:

En el corazón de todo revolucionario late con fuerza un idea fundamental: la de tomar parte en favor de la verdad absoluta. La revolución, se quiera o no (y si lo dice la asamblea, ni te cuento), tiene razón. Y si discrepas u opinas de modo más o menos díscolo, es evidente que eres un perverso agente antirevolucionario al servicio de los oscuros designios de malévolas fuerzas: 'La plaza es del pueblo (y el pueblo soy yo)'; 'El sistema no funciona (porque yo lo digo)'; 'El jamón es mejor que la lasagna (porque a mí me gusta más)', etc. ¿O acaso no está claro que la razón, la justicia y la verdad están de mi parte?

Endogamia Virtual: La Revolution, c'est moi

Subscribe